Super Fan

Nov 27

Leoncio Almeida un villano trágico lleno de ‘heroísmo’

 

  El asesino de Leoncio fue… ya se los engañe lo siento mucho pero no sé quien mato a Leoncio Almeida.  Sin embargo, les puedo contar mi “verdad” sobre su muerte y su tragedia si gustan “escucharme” un momento.  Leoncio Almeida es el villano más odiado de la telenovela  La esclava Isaura también es uno de los villanos   más odiados en la historia de las telenovelas.  Robo, mato, y mintió para conseguir todo en la vida. Además golpeo a la mujer a la que más amaba a su esclava Isaura.

 Leoncio fue creado por Bernardo Guimarães como metáfora de la decadente sociedad esclavista Brasileña del siglo XIX. Para las los telespectadores contemporáneos Leoncio representa la decadencia del machismo y la ruindad de la violencia en contra de la mujer.Lo que me resulta interesante de este crápula tan ruin es que reúne todas características de un villano trágico y las de un héroe trágico. Aunque les resulte difícil de creer para muchas fans de Leoncio (porque si las tiene) la verdadera “víctima” de esta telenovela fue el e Isaura fue la verdadera “villana.”¿Y cómo llegamos a este punto?

   Leopoldo Pacheco el actor quién interpreto a Leoncio Almeida intento explicar el porqué de este poder de seducción con las mujeres de su personaje:“Porque a toda mujer, en el fondo, le gusta un canalla. Y Leoncio es un gran canalla, es un hombre muy seductor que sabe cómo llevar a una mujer, cómo seducir a una mujer, y ese es su gran atractivo.”El actor también explica que la gente comprendió todas las locuras que Leoncio hizo porque las hizo a causa de su “amor” desmedido por Isaura.

Es un muy buen intento de Leopoldo Pacheco al tratar de explicar este fenómeno.  Sin embargo, creo que él no entiende bien a bien el poder de convocatoria que tiene. Pacheco como buen actor sabe que para interpretar bien a un personaje hay que usar varios recursos actorales.  Y sabe como   escultor que es, que hay buscar dentro del alma para comunicar el verdadero mensaje de su arte con el público.  Yo en lo personal pensé que me estaba dejando llevar por el carisma de un buen actor. 

Sin embargo, es un sentimiento más profundo. Es un sentimiento de tragedia que todos los seres humanos compartimos. Para desentrañar a Leoncio como personaje hay que entender su tragedia no solo su poder de seducción.  A mí no me gustan los canallas, ni los golpes, ni nada por el estilo. Me considero una persona extremadamente sentimental y compasiva. Me considero feminista y odio la violencia en todas sus formas. Lo llegue a dudar, gracias a que “conocí” a Leoncio.   Llegue a pensar que tengo tendencias sadomasoquistas arraigadas en el subconsciente.

Pero no, no estoy loca. Porque como dije anteriormente Leoncio reúne   todas las características de un villano y de un héroe trágico.Es un villano en el más puro sentido de la palabra. Como la etimología de la palabra Villanus en Latín nos dice,” Es un siervo ligado a la tierra de una villa o plantación. No es un caballero. Es un individuo falto de alcurnia y por lo tanto de actos caballerosos.” Por lo tanto, la palabra villano tomo el significado de abuso y se le asocio la palabra maldad que hoy en día conocemos. 

 Leoncio es un villano porque su vida está íntimamente ligada a la hacienda de su padre el Comendador Almeida. Leoncio se define a sí mismo como un siervo, “un esclavo de sus pasiones.” Es un villano de alcurnia, con la belleza y la elegancia de un caballero. Sin embargo, sus actos malvados, lo vuelven un hombre pobre de espíritu. A causa de esta pobreza de alma pierde todo en la vida incluyendo su tan preciada esclava Isaura , su alcurnia y su hacienda.Es un villano trágico porque a pesar de ser un hombre malvado no está totalmente en control de sus actos. Como he explicado en otros escritos Leoncio es un hombre frágil y duro a la vez. Es un hombre solitario, solapado por su padre y abandonado por su mala madre. Es un villano demente que busca un amor imposible e idealizado en su esclava Isaura. 

Leoncio es la antítesis del héroe trágico.Sin embargo su tragedia sigue al pie de la letra los cánones del héroe trágico establecidos por el filósofo griego Aristóteles. La tragedia nos presenta la caída de un personaje esencialmente bueno como Edipo Rey obra original de Sófocles. La caída de Edipo y nos provoca los sentimientos de piedad y de temor en el espectador. Esto al darnos cuenta de la tragedia absurda en la Edipo convirtió su vida cuando se percata de   que ha cumplido a causa de sus propios errores y no por azares del destino (como se ha llegado a creer) la profecía de que mataría a su padre y se casaría con su madre. Edipo cumple con un destierro impuesto por los hombres por el asesinato de su padre.  Y se saca los ojos para auto -castigarse y para enajenarse del mundo.  Edipo es un villano arrepentido que al darse cuenta de su maldad se mata en vida quitándose la vista.

Leoncio es un nuevo Edipo.  El también se labra su propia desgracia al hacer caso a la admonición de su padre quién para Leoncio es un dios que le indica que,” Isaura no es Señorita sino una esclava.”  Este fatídico error de conciencia al considerar a Isaura su esclava y no una señorita a la que puede cortejar, le cuesta a Leoncio su estrepitosa caída y destrucción. Tanto a Leoncio como Edipo muchas veces se les advirtió que su maldad se les devolvería. Ambos en su arrogancia hicieron caso omiso a dichas advertencias. Se creyeron más fuertes que los dioses/dios y más astutos que la justica de los seres humanos. Esta maldad se les retribuyo en un castigo cósmico/divino por lo cual pagaron por sus errores.

Nuestro villano tiene como todo héroe trágico un momento de Anagnórisis.   En términos aristotélicos un momento de clarividencia un momento en la mente del héroe trágico o en este caso en la mente del villano trágico en la que se da cuenta de sus errores.  Se da cuenta de quién es en realidad y porque quedo atrapado en una telaraña de tragedias que él labro. Este momento de clarividencia le llega a Leoncio cuando es expulsado de su propia casa por su rival en amores Álvaro. Por su falta de responsabilidad al  por no pagar sus deudas. En esta escena (para mí una de las emotivas y mejor logradas de la telenovela) Leoncio recuerda todos los errores que lo llevaron a perder a la mujer que más ama en la vida. Estos errores lo llevaron a perder el patrimonio de su familia. Lo que más duele es que  sus faltas lo llevaron a perder su dignidad como ser humano.

En este momento de “claridad” se dio cuenta que al amar a Isaura de esta manera tan indigna estaba no solo amando a su esclava  también estaba  cometiendo incesto afectivo al amar a la “niña” de su madre Gertrudis. Al amar a esta niña que lo destruyo, Leoncio cometió el error grave de ver en ella a una esclava y no a una mujer. Además de confundir a su hermana de crianza   Isaura con una amante a la que podía poseer.

Desgraciadamente Leoncio no aprendió de este momento de “verdad” a diferencia de Edipo. En esta versión intenta suicidarse pero es disuadido por su fiel capataz el Señor Xico.   No acepto con dignidad su condena en la cárcel por el robo de las joyas de Doña Serafina.  Y lo peor de todo, por mas desgarrador y patético que fuera no desistió en su “amor” patológico por Isaura .  En esta versión fue asesinado pero mucho antes de su muerte Leoncio ya había labrado su propia desgracia y por eso ya estaba “muerto” en vida. Que más daba que se suicidara o que fuera asesinado.  Sus maldades ya lo habían corrompido tanto que no tenía una calidad de vida digna.Leoncio es el segundo villano de telenovelas que me impresiona tanto que hasta he llegado a sentir empatía por él.

Espero haberle hecho “justicia” a este “buen” villano. A mí por lo menos tanto la caída de Edipo como la de Leoncio me causaron un profundo sentimiento de piedad y de temor. Puedo decir sin ninguna pena que la tragedia de ambos pero especialmente la tragedia de Leoncio me ha hecho llorar. Han causado en mí la catarsis emocional de la que tanto escribe Aristóteles.

 Este escrito también es un homenaje humilde al autor de La esclava Isaura Bernardo Guimarães. A los actores Leopoldo Pacheco y a el actor de voz Mexicano Mario Castallenda.  El gran villano o mas bien heroe desconocido de esta telenovela para muchos. Es una manera de quitarme el sombrero en honor a Red Record y Telemundo por brindanos esta  gran telenovela.

Para los que siempre escribo son los fans como yo.  Este es un homenaje  para los fans de esta telenovela con los que “convivo” en varios foros por internet. Es un homenaje  a esos fans  abolicionistas.” A mis amigos Paulistas de corzon a los que no “conosco” puero igual sufren y gozan, con esta gran telenovela todas las noches.Solo me resta decir :!Hasta siempre mi  “querido” crapula Leoncio Almeida!  

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Nov 13

Las telenovelas como teología de la liberación de la mente y el espíritu Parte III

pecadosfrontttt1.jpg

Hace poco el escritor peruano Mario Vargas Llosa dijo en conferencia en el Foro Universal de las Culturas que, “Sin la ficción la libertad no existiría.” Y eso es lo que significan las telenovelas para mí. Son una manera de liberarme.  Me hacen reír y también llorar. Me hacen “olvidarme” por unas horas mi realidad cotidiana.  Las telenovelas me ayudan a enfrentarla. Aprendí de la tenacidad de Betty la heroína de Yo soy Betty la fea. Me encanto como nos enamoro   con su inteligencia y belleza interior. Pero lo que más me gusto de Betty es que defendió su integridad como mujer.  Una virtud la cual se perdió en otras versiones más glamurosas

Betty es la protagonista de telenovela con la que más me identifico. Betty soy yo con todas sus risas y lagrimas incluidas. No cabe duda que su creador Fernando Gaitán sabe mucho de la naturaleza humana sus historias son como mi vida. También, aprendí de la pasión y persistencia de Jade en El clon. Yo soy así. En estos momentos aprendo mucho con el sentido del humor de Alejandra Aguirre en Madre Luna. Admiro que su sentido del humor, sea su mecanismo de defensa contra la adversidad.

 También aprendo de las lecciones de vida que nos ofrecen los villanos. Me identifico con la desgracia de Rogelio en Pecados Ajenos y con la de Leoncio Almedia en La esclava Isaura.  Sus villanías pero sobre todo la desgracia en la que han convertido sus vidas y las que los rodean tienen un efecto catártico sobre me.  Me causan una lástima infinita.  Por lo tanto, a través del “sufrimiento” de ambos que se ha convertido en una válvula de escape a energías negativas.   Intento seguir los consejos del filósofo griego Aristóteles al ver telenovelas.  Porque a través de la risa y el drama que conviven en ellas,     he logrado limpiar mi alma de sus impurezas y seguir adelante día con día.   A través de las telenovelas me vuelto una persona más fuerte que cada día lo toma una oportunidad de crecimiento personal. Yo creo que a mi “compadre” , Aristóteles las telenovelas le gustarían muchísimo si vivera.  

Tags: , , , , , , , , , ,
Nov 8

Las telenovelas como teología de la liberación de la mente y el espíritu Parte II

 

 Otro punto muy importante en el escrito de Girón es su crítica a las heroínas de las telenovelas. En general, para el escritor las heroínas de las telenovelas no representan a la mujer. Para el es injusto que se exalten en las telenovelas temas como la virginidad y que a dichas heroínas se les castigue por el “pecado” de disfrutar el acto sexual.

 Isaura por ejemplo, es virgen ella logra la simpatía del público porque logra resistir los deseos lascivos de Leoncio a pesar de esto le represente mucho sufrimiento. Y por más que el público lo desea Isaura no hace el amor con Álvaro antes de casarse por sus prejuicios sociales y porque Álvaro la “respeta”. Y quiere casarse con ella por la Iglesia como en  casi todas las telenovelas sean de época o no. El único camino o remedio si hay relaciones fuera del matrimonio es casarse en el universo de las telenovelas y esta manera de comunicar valores “buenos” busca limitar l de manera nociva a los telespectadores.

 En mi opinión, los besos de y caricias de la pareja protagónica Isaura y Álvaro en pantalla son tan tímidas y por lo tanto entre la lo que Girón llama, “la pareja bendita” no hay en mi opinión química actoral. Les falta comunicar pasión. No logran comunicar su “amor” por los limites que se les impone al ser “los buenos” del melodrama. Según Girón, la sensualidad solo está reservada para “los malos”. La protagonista Natalia de la telenovela, Pecados Ajenos, también se limita al Igual que Isaura al sentir remordimientos por haber sentido placer al hacer el amor con el hombre al que   se supone que ama Adrián. En mi opinión, es una heroína “moderna” pero con todos los prejuicios sexuales de sus antecesoras.  Lo agradable de esta telenovela es el personaje de Mónica amiga de Natalia quien a cada instante le recuerda que el placer sexual es parte de amor y que debe aprender a vivirlo.  Alejandra Aguirre en Madre Luna es una heroína   muy diferente   a Natalia e Isaura. Es una mujer fuerte e autónoma y que desprecia la ayuda de los hombres a causa de su decepción amorosa. Sin embargo, la mujer que en un principio era abiertamente toda sensualidad y belleza se fue olvidando de sí misma. Últimamente la protagonista sigue siendo fuerte e independiente, por fuera sigue siendo la misma.  Pero de un tiempo para acá, “Aleja” ha dejado de ser la mujer para convertirse en el arquetipo de la madre sufrida e abnegada y por lo tanto, asexual.

El gran estadista y escritor méxicano Carlos Monsiváis critica pero también alaba a las telenovelas.  Las critica como “cinturón de castidad” virtual. Explica. “La moral dominante (un compuesto de reflejos condicionados y métodos de control) le ha querido imponer a la vida familiar. Es inequívoca la función del melodrama tradicional: garantiza que los comportamientos conozcan el límite de la autocompasión y los desbordamientos verbales, sella el pacto entre catarsis y resignación.

La telenovela para Monsiváis, monopoliza las memorias afectivas en la niñez. Lo importante no era salir a jugar era ver la telenovela (el tiene mucha razón porque así era yo. De niña mi mama me rogaba para salir a jugar y dejar de ver mis ‘novelitas’). Es un como también Girón lo menciona son un Catecismo televisado en donde los únicos valores importantes son los religiosos y mayormente católicos. Convierte al consumismo en el nuevo ideal de la familia en el centro de la vida familiar. Redefine de manera negativa para Monsiváis lo que es el humor porque nos dejamos de reír de lo graciosos porque nos reímos de lo absurdo. Monopoliza lo que es considera “bueno” en la vida familiar, sentimental y sexual sin no pasa en las telenovelas no es “bueno” y no es “verdad.”

Lo que si le gusta a Monsiváis del género es que ha dejado de ser un género “solo para mujeres.” Es un género que convoca a toda la familia enfrente del televisor. Es para él, piñonero en integrar públicos de todas las cases sin distinción de género, clase, color o religión. Y lo más importante y lo que de verdad le encanta de las telenovelas a Monsiváis y que insiste en ello en muchas entrevistas que he visto en la televisión o escuchado por la radio es que,” El éxito de las telenovelas radica en su capacidad para envolver con tejido melodramático la pasión ancestral por el chisme.”

Todavía no perdono del todo a Monsiváis por ciertos tropiezos de índole político. Considero que traiciono sus principios como respetado intelectual en Latinoamérica. Lo que si nunca podre negar es que sabe mucho sobre las telenovelas y todo lo que tenga que ver con la cultura Latinoamericana. Es necesario “conocerlo” y leerlo a fondo.

En el Foro Universal de Las Culturas que en este momento se lleva a cabo en Monterrey Nuevo León, México el escritor Miguel Sabino explico que gracias a sus telenovelas la población de México disminuyo considerablemente.  Para el que las telenovelas sean un “cinturón de castidad” televisivo es algo bueno. Para el escritor,” La televisión tiene que ser presentada, analizada y con alcance para poder lograr un bien social.”

El escritor mencionó el uso social de la televisión comercial y la responsabilidad social que tienen los presentadores de televisión y radio en México al cual nadie en este país ha hecho caso pero que en el mundo es un fenómeno muy importante. Lo que más importa es el efecto social que tiene el medio de comunicación.

Sus telenovelas contribuyeron para que México tenga 102 millones de habitantes, de no haber sido así ahora en el país hubiera 200 millones. Según las estadísticas Publicadas en Las Naciones Unidas. Ahí se comprobó que la telenovela sí incide en la sociedad y la puede cambiar. El modelo de control de la natalidad de las telenovelas de Sabino ha sido tan exitoso viajó a la India para poder realizar las acciones que se llevaron a cabo en México.

El artículo, “La poderosa arma de las telenovelas”, enfatiza que en un país de 20 millones de analfabetas como Brasil las telenovelas son el único acceso a la cultura.  Por lo tanto, el gobierno brasileño sueña con hacer de las telenovelas, la más poderosa industria audiovisual del país, un arma para educar a los pobres, que tienen en la pantalla de televisión casi su única fuente de entretenimiento.

El gobierno de izquierda y progresista de Ignacio Lula da Silva defiende este modelo educativo innovador a capa y espada. “Vengo defendiendo la idea de que la escuela sea parte de las telenovelas brasileñas, de que (en las telenovelas) los niños y los jóvenes que sean exitosos en la escuela sean vistos con cariño y respeto por los otros”, dijo el ministro de Educación de Brasil, Cristovam Buarque, en entrevista.

 El ministro puso como ejemplo de una positiva relación entre telenovela y educación a la celebrada El clon, emitida con éxito en América Latina y en la televisión hispana de Estados Unidos por Telemundo.  Esta telenovela ,ayudó mucho a enseñar cómo enfrentar el problema de la droga”, afirmó.

Gloria Pérez, la prolífica autora de telenovelas, entre ellas, El Clon , dijo que es necesario tener cuidado para asegurar el interés de la audiencia. “La novela no se puede tornar en una clase ni puede ser aburrida. Yo siempre introduje en todas mis novelas campañas de esclarecimiento sobre asuntos muy presentes en la vida de la población. Pero hay que hacerlo de forma que emocione, sin detener la historia”, indicó la guionista.

Jorge Werthein, representante en Brasil de la Unesco, dijo que sería importantísimo “tratar temas como Sida, violencia, educación y alfabetización”. “Las novelas llegan a millones de personas para quienes los personajes de la televisión son idealizados”, explicó, recordando que millones de personas en Brasil tienen en la televisión abierta su única fuente de información.

Las telenovelas si se pueden tomar en una clase como materia en contradicción de la teoría de la escritora Gloria Pérez. Yo nunca pensé que los dos mundos que amo:   el de la academia y, y el de las telenovelas podrían unirse en una unión simbiótica de placer y aprendizaje de manera formal. Pero no es así, la Dra. Carolina Acosta-Alzuru imparte una clase dedicada a las telenovelas de todas las televisoras y de todos los países que las produces en Latinoamérica. Es Profesora Asociada en el Grady College of Journalism and Mass Communication en la Universidad de Georgia.

 En su blog el cual es muy divertido e informativo dice en su perfil, “Las telenovelasson el foco de mi investigación académica y el epicentro donde estudio los enlaces entre medios, cultura y sociedad.”

A sus alumnos les da de tarea ver telenovelas e analizar dichos enlaces además como productos de consumo televisivo. Sus alumnos analizaron éxitos de Telemundo como Dame Chocolate y Pasión de Gavilanes. Por ejemplo, el éxito de Dame Chocolate para la profesora radica entre varias cosas en la transformación física del personaje de “Rosita”.  Su sed de venganza y justicia prevalecientes en novelas como (El conde de Montecristo).   Los temas como la venganza y la transformación fisca son universales y por eso tiene éxito en las telenovelas. Además le resulta interesante estudiar porque las telenovelas de Telemundo tienen más éxito en el exterior que en Estados Unidos.

Ella piensa que se debe a las características demográficas de los hispanos ayudan a Univisión a mantener la supremacía en el rating del primetime en base a las producciones de Televisa.

Gracias a mi afición por las telenovelas la Dra. Carolina Acosta-Alzuru y yo  nos hemos comunicado bastante. Yo espero que cultivemos una amistad y aprender mucho de ella.  La admiro mucho. Yo me comunico como humilde fan de sus escritos. Le pido consejos y la informo sobre cosas de las que entero sobre el mundo de las telenovelas.  Ella ha prometido leer mi blog, y darme consejos. Y yo espero algún día si dos me lo permite mudarme a Georgia para   tomar su clase.  Me ayudaría a aprender más de las telenovelas como medio masivo de comunicación.  Sería algo que me daría mucho placer y me haría muy feliz.

Es posible aprender de fans de las telenovelas. Desde hace tiempo cultivo amistades con varias amigas por internet pero con una en especial se llama “Lupe.” Nos conocimos en un foro dedicado a una de las múltiples versiones de Betty la fea. Desde un principio, nos llevamos muy bien. Me llamo la atención  lo culta que es.  Es una excelente escritora. Ella se llama a sí misma, “una aprendiz de escritora” pero es mucho mejor que yo. Ella escribe autenticas deserciones sobre las telenovelas además de textos libres apodados, “fanfics” en dichos foros de fans.

 Me ha prometido un texto sobre Leoncio Almeida para que lo discutamos. Por ahora no tiene tiempo para escribir por motivos de índole personal. A Lupe la considero mi modelo a seguir.  No solo porque es mucho más culta que yo.  O porque su vocabulario es más vasto que el mío. Sino por su madurez y por lo manera tan alegre de ver la vida. Somos de gustos muy parecidos. Por medio de las telenovelas hemos llegado a “conocernos” como amigas y madurar. Nuestra amistad es como la dialéctica socrática, en donde el conocimiento se adquiere a través del cuestionamiento.  Esta relación, se ha vuelto un ejercicio de introspección en donde debemos ponderar incógnitas de la vida.  Es una maravillosa oportunidad  para explorar lo más recóndito de nuestro ser a través de preguntas y respuestas. El ciberespacio se ha vuelto nuestro “polis” virtual.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Nov 4

Las telenovelas como teología de la liberación de la mente y el espíritu Parte I

Madre Luna Hace unos días publiqué un tema en el foro oficial de Telemundo de la telenovela, La esclava Isaura. El tema que empecé se titula, “¿Quién dice que las telenovelas no educan?” Se me ocurrió a raíz de las constantes referencias al poeta portugués del siglo XVI Luís Vaz de Camões en dicha telenovela. Soy de de ascendencia portuguesa, tengo una licenciatura en ciencias políticas y saben que si no fuera por esta telenovela a Luís Vaz de Camões yo no lo “conocería.” No cabe duda que la vida o en mi caso la experiencia de ver una telenovela es igual de buena que estudiar en un salón de clases de una universidad. En esa misma telenovela el personaje de Malvina, para demostrar su repudio a la malsana pasión de su esposo Leoncio por la esclava Isaura, decide declararle una huelga de sexo. Leoncio violentamente reclama sus “derechos” de marido y Malvina muy hábilmente le recuerda la obra griega escrita por Aristófanes, Lysistrata. La protagonista, Lysistrata convoca a las mujeres a declarar una huelga de sexo a sus maridos para terminar con la Guerra del Peloponeso y asegurar así la paz. A Lysistrata su huelga de sexo si le dio muy buenos resultados a diferencia de Malvina que por más que intenta darse su lugar de esposa, y hacer cambiar a Leoncio no lo logra.

Yo pensé que mi tema en el foro iba tener una gran respuesta pero no fue así. Sin embargo, no me di por vencida por qué a mí me fascina este tema. Me di a la tarea de buscar en el internet lo que eruditos en el tema tenían que decir. Además de ponderar y reflexionar sobre lo que las telenovelas han significado y significarán por siempre en mi vida.El artículo, “La fascinación indiscreta de lo cebollento” escrito por Hernán Castellano Girón relata como la telenovela ha crecido para convertirse en un monstruo de mil cabezas que nos ha vuelto adictos a lo lacrimógeno. Algo que según, Girón, Gabriel García Márquez llamaría un, “ballenato televisivo.”

La telenovela y sus escritores a través de los medios masivos tienen la capacidad de contar historias a millones de telespectadores como nunca la tuvieron Charles Dickens o Alejandro Dumas y para Girón, la telenovela convencional desaprovecha esta oportunidad. Cita a la primera versión de La esclava Isaura en donde Isaura representa para Girón la mujer sumisa donde se describía la humillación y servidumbre de la mujer forcejeando entre dos pretendientes que representaban el bien y el mal. Para el escritor esta fascinación por estos polos opuestos en las telenovelas es “mañosa” e inverosímil porque los seres humanos no somos ni totalmente buenos ni totalmente malos. Su artículo habla con cierto desprecio desde hacia el género de las telenovelas pero tiene mucha razón en varias de sus críticas. Lo que el escritor busca es que el género de la telenovela evolucione. Lo malo es que su visón es un tanto pesimista y sarcástica. Sólo habla de los defectos del género pero no ofrece alternativas para remediarlos.

Sin embargo, me llamó particularmente la atención en el texto de Girón es su visión sobre los villanos en las telenovelas y sus críticas a las heroínas. No estoy de acuerdo con su crítica a la necesidad de contar historias desde estos polos opuestos sea mañosa. La eterna lucha entre el bien el mal no sólo vende y no es tan inverosímil representa la vida misma. Bien lo dice el famoso escritor norteamericano John Stienbeck en su libro, Al este del Edén, en donde escribe, “Yo creo que hay una historia en este mundo y sólo una… los seres humanos están atrapados en sus vidas, sus pensamientos, en sus hambres y ambiciones, en sus avaricias y crueldades…pero también en sus bondades y generosidades…están atrapados en una red del bien y el mal… no hay otra historia.” El escritor si logró hacerme entender un poco mejor porqué es que llego a sentir empatía por los villanos o no siempre por los buenos de las telenovelas. Antes de leer su escrito yo no lograba entender porqué siento empatía por Leoncio el villano de La esclava Isaura y porque Álvaro el “bueno” de la telenovela no me causa sensación alguna. El escritor explica su tesis:Pero si se analiza la idiosincrasia y la conducta de estos héroes, ellos muchas veces son más ruines que los villanos, y comparten muchos de sus defectos. Muchas veces, nuestra simpatía va hacia los villanos: al menos ellos poseen ciertas importantes virtudes. Por ejemplo, los malvados tienen una tenacidad que a menudo llega a la majadería, pero al menos luchan por su amor, por loco o aberrante que sea, asumen la dignidad de no dejarse humillar, y todos sus actos tienen una consecuencia que de no por ser lamentable resulta menos real y también humana. Mientras que el falso bueno es por esencia derrotista, y parece entregarse de partida a la adversidad con el único consuelo o solución de la plegaria lloriqueante, el malvado persigue su fin hasta las últimas consecuencias. Los personajes que se despachan por modelos morales hacen todo lo contrario: actúan como pusilánimes y son superficiales y apresurados en los juicios con que miden a su compañero o compañera, condenando instantáneamente y sin apelación en base a las apariencias.

Gracias a esta explicación puedo tener mi conciencia en paz cuando “sufro” por Leoncio por Rogelio en Pecados Ajenos, o Flavia en Madre Luna. Estos personajes si tienen cargos de conciencia y son frágiles. Son sujetos que crecieron a la sombra de una madre dominante y fría con ínfulas de “bondad.”Sufren y hacen sufrir pero sobre todo hacen todo por” amor”. Aunque ese amor sea su desgracia. Por ejemplo los villanos, Flavia y Rogelio llegan al crimen para agradar a sus madres, sin lograrlo. Este rechazo los vuelve fríos e inestables. No es muy obvio en el caso de Leoncio pero también tuvo a una madre “malvada” en Doña Gertrudis y busca remplazar este vacío amoroso de su “mala madre “. Para su desgracia y la de Isaura y lo remplaza con su obsesión patológica por ella. Hace todo lo que está en “su poder” para llenar el vacío afectivo que su madre le dejó. A estos villanos no los justifico. He llegado a entender su demencia. Porque bien dice el dicho que,” en la guerra y en el amor todo se vale.”

Tags: , , , , , , , , ,